Herramientas manuales para el campo

herramientas manuales para el campo

Los trabajadores agrícolas requieren de una cierta cantidad de herramientas para poder llevar adelante sus trabajos profesionales.

En un campo se realizar diferentes tareas como:

  • Labrar la tierra
  • Sembrar semillas
  • Podar plantas
  • Plantar árboles
  • Remover la tierra
  • Abrir zanjas o cavar hoyos
  • Cortar el césped
  • Generar compost

Las herramientas agrícolas que se requieren para estos trabajos son muy variados y necesarios a su vez, ya que de no contar con ellos no sería posible trabajar a gran escala en terrenos de grandes dimensiones.

¿Cuáles son las herramientas manuales para el campo que no deben faltar?

Corta, poda, desbroce … tanto para un jardín como para un campo de varias hectáreas requieren que el agricultor utilice este listado de herramientas.

Se las conoce como las herramientas antiguas para el campo, ya que desde hace muchos años se vienen usando y en algunos casos ya han sido reemplazados por equipos más robustos que hacen uso de la tecnología, pero no por eso han caído en desuso.

Veamos el conjunto de herramientas usadas por los agricultores y los nombres con los que se conoce cada utensilio:

1. Pala

Se trata de una herramienta de mano, en general de metal, que se utiliza para excavar o mover tierra.

Existen dos tipos de palas; una con cabeza cuadrada y otra redonda.

La pala cuadrada es la ideal para labrar la tierra, ya que está preparada para descompactar el suelo utilizando la fuerza de las piernas del trabajador (además de la gravedad).

En uno de los lados del cuadrado (o rectángulo), el que se encuentra perpendicular al mango, tiene dos bordes un poco más gruesos que se utilizan para pisar la pala cuando ésta ya se encuentra en dirección al piso, de forma de proveer fuerza y permitir así ahuecar el suelo y luego, levantar la tierra.

Por el contrario, la pala redonda se utiliza para transportar tierra o demás objetos que se encuentren en el suelo. Gracias a su forma, tiene un área más grande que la pala cuadrada por lo que se puede transportar más contenido en menos viajes.

2. Pico

Esta herramienta tienes sus similitudes con la pala aunque dispone de una punta mucho más filosa y definida.

Se utiliza para cavar en terrenos duros y ayudar a romper piedras para generar huecos en la tierra.

Está formado por un mango de madera que dispone, en una de sus puntas, un bloque de acero que forma una especie de T con el mango. Esa parte de acero, que mide unos 60 cm de largo y 5 de grupo, tiene dos extremos: de un lado termina en punta y del otro lado tiene una parte plana con filo cortante.

3. Carretilla

Es un recipiente que tiene dos agarres y una rueda.

Se utiliza para llevar material de un lado a otro, como cemento, tierra, compost, arena o bien, otras herramientas.

4. Rastrillo

Otra de las herramientas en forma de T que tiene un mango (en general de madera o de metal) y una de sus puntas, unos dientes metálicos, aunque pueden encontrarse de otros materiales.

Se utiliza principalmente para remover restos de hojas, ramas, arbustos que ya han sido cortados y yacen en el suelo, como así también para arrancar aquellas hierbas que aún quedan sin cortar.

Es la herramienta ideal para nivelar el suelo antes de una siembra o transplante.

5. Azada

Si bien existen azadas de varias formas y tamaño, su función principal es la de remover la tierra eliminando lo que haya en esa parcela, ya sean hierbas, césped, cultivos o piedras.

A diferencia de las anteriores, tiene forma de L donde en la punta del mango se encuentra un plato metálico en forma de rectángulo con filo.

Otro uso de esta herramienta es la de remover la tierra para realizar agujeros, surcos, hoyos, etcétera, gracias al filo de la punta y a la palanca que permite hacer dada su forma en L.

6. Tijera de podar

Como su nombre lo indica, es una herramienta que se utiliza para cortar ramas o tallos de las plantas, ya sea para deshacernos de ellas o bien, para podarlas.

Cuentan con un filo mucho más potente que las tijeras convencionales y utilizan un resorte como mecanismo de apertura.

7. Horca

Cuando tenemos una gran cantidad de paja acumulada sobre el suelo o luego de una poda, cuando se genera esa montaña de verde que luego debemos levantarlos para acarrear a otro lugar, se utiliza la horca para tal fin.

Es también conocida como pala de ganchos ya que se semeja mucho a la pala, pero en uno de sus extremos tiene dos o mas puntas largas, llamadas dientes o gajos.

Los dientes suelen ser de metal mientras que el mango es de madera, o bien puede ser la horca entera del mismo material, por ejemplo, todo de hierro.

8. Criba

Se trata de un utensilio utilizado en el campo para separar elementos que hayan sido mezclados, como por ejemplo, separar el grano de la paja o de otros sólidos.

Su formato puede ser circular, rectangular o bien, puede tomar cualquier aspecto. En su área cuenta con una superficie agujereada que es por donde cae el elemento a separar (por ejemplo, el grano), mientras que los demás sólidos quedan sobre esa malla.

La superficie que contiene agujeros puede ser de metal o disponer de algún tejido de otro material, como plástico, que permita el paso de algunos elementos.

Para poder lograr la separación, se introduce todo el material sobre la superficie y el trabajador debe mover y agitar la criba hasta lograr separar los elementos por efecto de la gravedad.

Los granos van cayendo por los agujeros por lo que se recomienda utilizar algún recipiente debajo de la criba para que reúna todos los granos que descienden.

9. Regadera

Gracias a este recipiente podremos llevar agua a todos los lugares del huerto, campo o jardín que lo requieran, como plantas, flores, arbustos o césped.

Si no contamos con un sistema de riego automático, entonces la regadera es una excelente opción.

10. Machete

Es una herramienta ideal para cortar arbustos.

Tiene forma de cuchillo grande, aunque es más pequeño que una espada.

Esta formado por un mango de madera y una hoja de acero que termina en punta en la parte superior de la cuchilla, sobresaliendo un poco del resto de la hoja.

11. Transplantadores

Si estamos trabajando en una huerta y necesitamos sacar semillas de la tierra, entonces necesitaremos estas herramientas de mano.

Tienen forma de cuchara y bordes afilados, que nos permiten perforar la tierra y levantar elementos.

En general, tienen un mango de madera y el resto de la cuchara es de metal.

12. Almocafre

Otra herramienta de mano para huertas, parecido a una azada pequeña pero con dientes curvos.

Su uso principal es el de limpiar la tierra y transplantar sin dañar las raíces de las plantas.

Herramientas agrícolas modernas: herramientas manuales a motor para el campo

Gracias al avance de la tecnología, podemos realizar determinadas tareas mediante el uso de herramientas a motor, que pueden ser alimentadas por la electricidad o mediante algunos combustibles, como la gasolina.

Las personas que trabajan como jardineros profesionales conocen a la perfección estos equipos ya que les permite mejorar sustancialmente su productividad y a su vez la calidad de sus trabajos aumentan considerablemente.

Debido a que su proceso de fabricación es mucho más sofisticado que las herramientas manuales vistas anteriormente, el precio de estas herramientas agrícolas es más grande, llegando a costar varios cientos de euros.

En este apartado, encontramos:

Biotrituradoras

Son herramientas que pueden trabajar a gasolina o mediante la electricidad y se utilizan para triturar los restos de poda, permitiendo así generar compost o simplemente para desmenuzar estos desechos y organizarlos en bolsas más sencillas de transportar y reciclar.

Las biotrituradoras profesionales son ideales para trabajos de campo en donde se generan muchas ramas y restos de arbustos luego de un mantenimiento del espacio verde.

Ahoyadoras

Si lo que se requiere en el campo es realizar hoyos en el suelo, ya sea para plantar un árbol o instalar postes de luz, hace falta una herramienta más pesada que permita realizar agujeros de un diámetro y longitud determinados, asegurando la calidad del trabajo.

En este caso, lograr estas cavidades con herramientas manuales puede resultar algo complicado, por lo que se suele usar hoy en día una máquina ahoyadora.

La ahoyadora no es ni mas ni menos que una máquina para hacer hoyos en la tierra que se vale de un motor que puede ser alimentado a base de electricidad o gasolina.

Taladro atornillador

Si bien no es una herramienta indispensable para el campo, en ocasiones hace falta fabricar una caseta, armar una silla o montar una mesa.

En realidad, siempre que trabajemos con madera para moldear y crear un producto, estos taladros son muy convenientes.

Si bien con un destornillador convencional se puede lograr, la productividad que se logra con estas versiones a batería o electricidad es mucho mayor.

El precio comparado con taladros manuales es mucho más elevado, pero si buscamos en tiendas especializadas podemos comprar un taladro atornillador barato.

Cortadoras de césped

Una de las tareas más habituales en un campo o en un jardín es la siega del césped.

Utensilios para llevar a cabo esta tarea existen muchos, como desbrozadoras, cortadores manuales, a electricidad o a gasolina, tijeras convencionales para jardinería, etcétera.

Sin embargo, en los últimos años se han impulsado en el mercado los robot cortacésped que, gracias a los avances de la robotización y la tecnología en general, son capaces de encargarse del corte de césped y del mantenimiento del jardín de manera completamente autónoma, sin necesidad de una persona que supervise el trabajo.

La evolución de las herramientas para el campo. ¿Hay lugar para la robotización?

Las herramientas que vimos hasta el momento se caracterizan por requerir del tiempo del hombre para que puedan lograr su objetivo.

Por un lado, tenemos las herramientas manuales que requieren de la destreza humana para llevar adelante un buen trabajo y, por el otro lado, las herramientas a motor que permiten lograr una potencia mucho mayor ayudando al trabajador a realizar labores más profesionales en menor tiempo.

Sin embargo, el avance tecnológico está haciendo posible que se fabriquen determinadas herramientas que no requieran la intervención manual en ninguna fase del trabajo y que permitan, incluso así, que la labor se pueda llevar a cabo.

En algunos casos, lo único que se requiere del ser humano es la previa instalación del producto o bien, una configuración inicial para definir el tipo de trabajo a realizar.

Un ejemplo claro de este panorama son los robots cortacésped, que con solo apoyarlos en el suelo dentro del área de trabajo y encenderlos, son capaces de cortar el pasto de la misma manera que si lo hiciésemos nosotros, con la gran ventaja de que nos ahorra ese tiempo y esfuerzo.

Vale aclarar que algunos modelos de segadoras automáticas requieren de la instalación de un cable perimetral que les sirve a estos pequeños equipos conocer los limites del área de trabajo, de manera tal de calcular las trayectorias necesarias para pasar por todos los lugares en donde deben cortar el césped.